sábado, 30 de marzo de 2013

El 11 de los peores fichajes de Jesús Gil

Fueron muchos los fichajes de Jesús Gil durante su mandato, algunos consiguieron títulos y gloria con el club, hoy nos fijamos en los que fracasaron en medio de un entorno siempre convulso


La paciencia nunca fue una de las virtudes de Jesús Gil y Gil, durante sus casi 26 años (1987-2003) de reinado al frente de la nave rojiblanca, Gil se convirtió en alcalde de Marbella, fue condenado a prisión y le fue intervenido judicialmente el club..., tanta locura se filtraba a la gestión puramente deportiva donde se realizaban movimientos a veces incomprensibles, que llevaron a algunos jugadores a vestir una casaca para la que no estaban preparados.

Ya sea por falta de ojo clínico, mala fortuna o intereses que influían en las decisiones, he aquí el 11 de los peores fichajes de la era Gil.





  Sergio Sánchez Sánchez: Este espigado guardameta criado en la cantera del Sporting fichó por el club madrileño en 1999, permaneciendo cedido en el conjunto de Gijón hasta final de la temporada 99-00. Sergio llega con todo en contra, el equipo acababa de descender a segunda división de forma traumática, él arrastra una lesión de escafoides y aunque cuenta con la bendición de Jesús Gil, no lo hace con la de Fernando Zambrano, mister del equipo.



Marcos Alonso fue el entrenador que más confío en el portero de Carbayín Alto, otorgándole la titularidad de la jornada 24 a la 35 (en lugar de Toni Jiménez), Sergio pierde el sitio después de un mal partido en casa contra el Murcia que pierden 0-3, vivió desde el banquillo la decepción de perder el ascenso en la última jornada pese a empatar a puntos con el Tenerife de Rafa Benítez.

Durante el segundo añito en el infierno del Atlético de Madrid, la participación del meta asturiano se ve limitada a 3 partidos de liga y 1 de copa, la llegada del Mono Burgos cerró definitivamente la puerta al cancerbero, quien tras algunas cesiones de cierto éxito a Espanyol y Getafe, se marchó en la 2005-2006 al Hércules, un año después probó suerte en las filas del ADO La Haya holandés y terminó su carrera regresando al Sporting de Gijón.

Espigado guardameta asturiano
bdfutbol.com

Leonel Eduardo Pilipauskas Rodríguez: Horrible lateral uruguayo de origen lituano, ejemplo de fichaje inexplicable de Jesús Gil, algún representante avezado, probablemente con la grabación del gol a Peñarol en el play-off de Copa Libertadores 1998 debajo del brazo, consiguió traerlo del Bella Vista, su club de origen en Uruguay, nada más acabar la Copa América de Paraguay 1999, en la que la selección charrúa fue finalista.

En su única temporada en España comienza como titular con Ranieri, pero las 3 derrotas consecutivas (0-2 contra el Rayo, 4-1 ante la Real Sociedad y 1-2 frente al Celta) con las que inician la temporada los colchoneros, le hacen desaparecer en favor de Aguilera hasta final de temporada.

Este lateral potente físicamente pero sin el necesario talento y carácter para triunfar, pasó sin pena ni gloria por el imaginario rojiblanco antes de marcharse a Peñarol, actualmente juega de nuevo para Bella Vista tras peregrinar por varios clubes uruguayos y argentinos.





Stefano Torrisi: Central nacido en Ravenna que aterriza en el equipo de la mano de Arrigo Sacchi en verano de 1998, el técnico italiano lo ficha del Bolonia donde Torrisi comparte vestuario con jugadores como Roberto Baggio, Kennet Anderson o Igor Shalimov.

El aspecto algo macarra del central no disfrazaba las carencias de un jugador rápido al cruce y férreo en la marca, pero carente de talento alguno con la pelota además de tener tendencia al despiste. Torrisi y Serena iniciaron la mítica estirpe italiana que completó Giorgio Venturín en Enero de 1999, y que de la mano de Sacchi hizo el ridículo el año previo al descenso.

En su única temporada en Madrid actuó en 17 partidos de liga y 5 de UEFA, teniendo como mayor logro su participación en la victoria 3-1 frente al Real Madrid, ya bajo la batuta de Radomir Antic, en la que es la última derrota blanca en el Calderón hasta la fecha (Jose Mari, Lardín y Juninho fueron los héroes).

El gran Stefano llegó a ser internacional continuó su carrera en el Parma, Olimpique de Marsella (junto a a Alberto Rivera y Alfonso Pérez), Reggina y Bolonia, donde acabó su carrera. Lo último que supimos de él es que se prepara para participar en el circuito senior de tenis.

Torrisi jugando al tenis
copademaestros.blogspot.com

Sergio Marrero Barrios: Chico salido del humilde barrio de La Isleta en Las Palmas, de buen físico asombra en sus años de adolescente por su depurada técnica sacando el balón, ese perfil de central moderno le lleva a ser internacional sub 18 y debutar con la U.D. Las Palmas con 21 años, asciende a primera la temporada siguiente con el equipo de los chilenos Contreras y Santis.

Gil se lleva al prometedor central en 1988 por 30 millones de pesetas, pero en Las Palmas por aquel entonces ya sabían de la oscura doble vida de Sergio, el propio presidente de los canariones Fernando Arencibia decía "Le hemos endilgado un drogadicto a Gil", Marrero y Arencibia terminaron en los tribunales por esas palabras.

La inestabilidad del club, con 5 entrenadores distintos esa temporada, no ayudó a la adaptación de Marrero, que juega 4 partidos en liga y debuta en UEFA jugando en el Calderón ante el Groningen con victoria por 2-1, de hecho nunca perdió con el Atlético de Madrid. Sus circunstancias extra deportivas llegaron a un punto insoportable y Sergio Marrero se retiró del fútbol profesional.

En 1990 pasa 3 días en prisión preventiva acusado de robar 12.000 pesetas a punta de navaja, en 2007 ingresa de nuevo en prisión condenado por un delito contra la salud pública.

Promesa rota
bdfutbol.com


Alejandro Sánchez Gómez: Lateral izquierdo surgido de la cantera, llega a jugar un par de partidos en el primer equipo antes de marcharse al Atlético Marbella de segunda división en 1993, dos temporadas después vuelve al Atlético de Pacho Maturana.

La banda izquierda por aquel entonces tenía un dueño claro, Toni Múñoz, lo que  desplazó a Alejandro a un papel secundario, el madrileño jugó 8 partidos, la mitad como suplente, lo que le llevó a plantearse el futuro lejos del Atlético.

Se marcha al Albacete al año siguiente, los manchegos descenderán pese a contar con jugadores como Zalazar, Bjelica o Pedro Riesco en sus filas. En segunda jugará varios años en Albacete, Toledo o Getafe, sin llegar a asentarse del todo en ninguno de estos equipos.

Cromo de Alejandro
colchonero.com

Aviyahu Nimni: El criterio de Radomir Antic llevó al Atlético de Madrid a conseguir el histórico doblete, pero a veces el serbio no tuvo tanta vista para los fichajes, Avy Nimni llegó al club del Manzanares en 1997 respaldado por Rado, que hablaba maravillas de su visión de juego y capacidad goleadora, pese a que en España sólo lo habíamos visto en una eliminatoria europea ante el Tenerife en 1996, Gil paga unos 600 millones de pesetas para traerlo a Madrid.

Nimni no consiguió destacar en el equipo, la mayoría de los 10 partidos (3 como titular) que disputó de rojiblanco los disputó pegado a la banda, pese a que el mejor rendimiento en Israel lo dio en posiciones más centradas, ya que nunca fue rápido aunque si de buena técnica para el nivel de la liga hebrea.

El hecho de que nunca jugara más de 45 minutos en un partido, nos indica lo poco que rindió el jugador de Tel Aviv que regresó al Maccabi un año después, una vez repuesto volvió a intentarlo en una gran liga recalando en el Derby County, pese a marcar en su primera aparición la experiencia tampoco sale bien y regresa al Maccabi Tel Aviv, donde completaría su carrera a excepción de un paréntesis de 2 años en los que jugó en el Beitar Jerusalem, debido a enfrentamientos con el mister del Maccabi Nil Kringer, es considerado un mito del club de Tel Aviv.



Serge Alain Maguy: Los intereses comerciales de Jesús Gil en Costa de Marfil precipitaron la llegada de este centrocampista al club en Diciembre de 1993, pese a que venía de ser campeón de África aquí nadie le había visto jugar más allá de un par de vídeos, tal y como reconoció el propio Gil, que no dudó en convertir a Serge en el fichaje más caro de África pagando 320 millones de francos al África Sports.

En España dejó un nulo recuerdo, pese a que en los entrenamientos se repetía con frecuencia el irónico canto Maguy selección, el marfileño disputó sólo 8 partidos de una liga en la que 6 entrenadores distintos llevaron las riendas del equipo, que acabó en 12ª posición. Sus 90 minutos en el Bernabeu ante el Real Madrid fueron su actuación más importante, pese a que salieran derrotados con gol de Morales, quien ahora nos deleita con su look desenfadado en las tertulias deportivas de la noche.

Como tantos otros, al verano siguiente regresa a su país para jugar en el ASEC Mimosas, tuvo un terrible accidente de tráfico del que guarda cicatrices visibles en la cara, una vez recuperado probó suerte en Arabia Saudí para volver al año siguiente al Satellite FC de Abidjan, de allí de nuevo al Africa Sports donde empezó todo, Maguy pasó sus últimos años en el modesto CS Chenois suizo, de categoría equivalente a la 2ªB española.

Pese a ser muy conocido en Costa de Marfil, nunca volvió a su país debido a la inestabilidad política y social, vive en el norte de Francia entrenando al equipo sub 15 del Hellemes.


Maguy
www.ipipole.com/

Francisco Javier Mori Cuesta, Pirri: Otro de los vicios de Jesús Gil consistía en comprar todo jugador que realizara una buena temporada en primera división, el caso de Pirri es claro ejemplo de dicha política. El chico destacaba en la tercera asturiana, el Oviedo se fija en él y le hace debutar en primera con 21 años, Pirri completa 30 partidos a gran nivel con los carbayones, destacando por su potencia física y precisión con la izquierda.

En verano de 1993 aterriza en el Atlético, su primera temporada es relativamente buena a nivel personal, juega 34 partidos marcando 4 goles, colectivamente fue un desastre, 12ª posición en liga, eliminados en copa por el Madrid y fuera en dieciseisavos de UEFA ante el OFI Creta. La marcha del equipo y los constantes rumores sobre su afición a la vida nocturna, le convierten en frecuente motivo de burla de la afición.

La siguiente temporada disfruta de menos oportunidades, aunque consigue 5 goles durante los 21 partidos disputados esa temporada. La temporada vuelve a ser muy mala para el equipo, que no disputa competición europea, cae ante el Albacete en copa y finaliza en una penosa 14ª posición, salvándose en la última jornada después de un último partido pasteleado ante el Sevilla, que finalizó con un conveniente 2-2 que valía a ambos equipos, míticas las imágenes de Moacir, ya en el Sevilla, apañando el tema con el banquillo rojiblanco.

El siguiente año llegó el milagro del doblete con una participación menor del asturiano, 621 minutos a lo largo de 19 partidos (5 como titular), quedará para la historia el único gol de Pirri esa temporada, un tanto de vital importancia ante el Betis en el Calderón, corría la jornada 36 y su cabezazo cruzado a pase de Caminero daba un punto que resultaría fundamental para la consecución del título.

El mágico año del doblete sería el último para el de Cangas de Onis en el club, su fama de bebedor y juerguista le llevan a recalar en el Compostela y a la temporada siguiente al Mérida, donde coincide con David Pirri, lo que le lleva a cambiarse el nombre de guerra a Pirri Mori. En navidades de 1998 se marcha al Burnley, donde juega sus últimos 6 meses como profesional, se retira con 28 años.




Vladan Lukic: Serbio nacido en Sopot, forma parte del Estrella Roja campeón de Europa en 1991 con jugadores de la talla de Savicevic, Prosinecki, Mihajlovic o Pancev; Lukic suele ser suplente pero aporta una cifra considerable de goles, despertando el interés de varios clubes europeos.

Vladan se rompió la pierna en 1991 con su selección ante Austria después de un choque con Mihajlovic, nunca volvería a ser el mismo tras la lesión y llega a prueba a Madrid en Enero de 1993, le reciben Prosinecki y Josip Visnjic, nadie del club ni aficionado alguno se acerca a Barajas. Lukic supera la prueba con solvencia y comienza a entrar en el equipo alternando titularidad con banquillo.

En su segundo partido oficial marca el primero de sus 2 goles con la casaca rojiblanca en El Molinón, un mes después lograría el segundo ante el Celta en casa. Un polémico enfrentamiento con Cacho Heredia en el vestuario de Las Gaunas termina por finiquitar su carrera en Madrid, después de 6 meses Lukic vuelve a Serbia a las filas de la Voljvodina.

Volvió a España en 1994 para jugar en el Atlético Marbella en segunda división, marcando 10 goles en 19 partidos, el serbio cobraba en función de los goles anotados y se notó en su rendimiento. En 1997 llegó a ser campeón de liga en Suiza con el FC Sion y al año siguiente segundo clasificado en Francia con el Metz, su carrera termina en las filas del Paniliakos griego. Fue presidente del Estrella Roja de 2009 a 2012.




Paulino Martínez Soria: Manchego de pura cepa, Paulino es lo que viene a llamarse un currante del fútbol, nunca tuvo sitio asegurado en el Albacete pese a destacar en categorías inferiores gracias a su enorme capacidad goleadora, pero el primer equipo vivía una época dorada que ponía las cosas muy difíciles a Paulino, éste, lejos de desanimarse se marchó al Aguilas y unos meses después al Yeclano, con el que logró casi un gol por partido.

Su eficacia de cara a puerta le vale el traspaso al Atlético de Madrid para jugar en el filial, la llegada de Alfio Basile al primer equipo le abre las puertas a jugar en primera división. Disputa 3 partidos saliendo desde el banquillo ante Valladolid, Celta y Zaragoza sin lograr ningún gol.

Tras un paréntesis de un año en Marbella, regresó al filial para disputar el campeonato en segunda división junto a hombres como Baraja, Fortune o Tevenet. Al año siguiente rompe su vínculo con los colchoneros e inicia un interminable periplo por equipos de 2ª y 2ªB, su paso por el Ourense, Ceuta, Logroñés, Cultural Leonesa, Universidad de Las Palmas, Portuense, Palencia y Villanovense, han hecho del bueno de Paulino todo un clásico del fútbol modesto.


Paulino un manchego de pura cepa
bdfutbol.com

Mario de Oliveira Costa Tilico: Aunque surgió de las inferiores de Vasco salta a la fama como integrante del gran Sao Paulo de principios de los 90, Tilico recaló en el Cádiz en Febrero de 1992 con la misión de salvar con sus goles al inolvidable cuadro gaditano de los Kiko, Quevedo o Arteaga. Mario tarda en afinar la puntería pero firma un gran sprint final con 8 goles en las últimas 10 jornadas, el broche de oro fue su histórico gol en la promoción ante el Figueres que prolongaba un año más el sueño de un Cádiz de primera.

Gil mueve ficha en verano pero termina en el Atlético Marbella (club satélite por aquel entonces por razones obvias) la temporada 92-93, desarrollando un pobre papel con sólo 2 dianas en 7 partidos disputados.

La temporada siguiente se reencuentra con Kiko y Quevedo en el Atlético de Madrid, los 13 minutos ante la Real Sociedad en el Calderón (1-2) fueron toda su contribución en liga, se estrena en Europa en el partido ante el OFI Creta en el Calderón, lograrían la victoria 1-0 con gol de Luis García, 15 días después caerían eliminados 2-0 en Grecia.

Pese a dejar el club con 29 años juega en 10 equipos más antes de retirarse, con experiencias en Portugal (Unión Leiria) o México (León), en su país jugó para Cruzeiro (dos goles suyos le dieron la Supercopa 1991 ante River Plate), o Fluminense para ir bajando el nivel hasta su definitiva retirada en 2001 en el modesto Cabofriense. Actualmente entrena al Lajeadense del campeonato gaúcho.

Tilico en la actualidad
foxsports.com.br

Esta no es más que mi humilde elección, muchos tendréis una diferente, tal vez otros echen en falta a leyendas como Njegus, Andrei, Moacir, Dobrowolski, Tren Valencia, Rodax o Juanchi González, pero no hay espacio para todos, en cualquier caso espero enriquecer este post inaugural con vuestros comentarios y sugerencias.